¿Buscas felicidad? 3 formas para conseguirla

Todos estamos buscando felicidad

¿Cuándo sabemos si la hemos encontrado? ¿Qué vamos a sentir? ¿Qué haremos después de que la tengamos? ¿Podemos verdaderamente llegar a ser “felices”?

Todas estas son preguntas que seguro en algún momento te has hecho, has pensado que necesitas tener x cosa para ser feliz, que necesitar estar en x lugar, o que necesitas que x persona esté contigo. Pero ¿qué tal, si te dijera que ya mismo, justo ahora, puedes empezar a vivir la experiencia de ser feliz?

Hace unos días estuve viendo un video del hermano David Steindl-Rast sobre la felicidad y la gratitud. Me pareció fantástico el enfoque y me hizo muchísimo sentido, por eso lo comparto contigo ahora.

El decía que para ser felices simplemente necesitamos ser agradecidos, agradecidos de cada mínima cosa que nos sucede en el día y a lo largo de nuestra vida. Más que concentrarnos en la preocupación y en la escasez por lo que no tenemos, podemos enfocar nuestra energía en lo que sí tenemos. En todo aquello que nos permite estar donde estamos y ser quienes somos ahora.

 

A lo largo de su discurso, él propone una fórmula que te va a permitir percibir todo lo bueno que la vida te tiene en el ahora y que te ofrece el espacio de ser completamente agradecido con eso. Al ser agradecido, por pequeño o grande que sea, sentirás una chispa de alegría en tu corazón que cuando se mantiene encendida por suficiente tiempo se le llama felicidad – y de verdad funciona! – .

 

Lo que el hermano David propone es que te detengas, observes y luego continúes. El incluso utiliza la paradoja de cuando vas cruzando la calle. Paras, miras si algo viene o si no, y tomas la decisión de continuar cruzando.

 

Cuando vayas por la vida, en el día más “insignificante” si te detienes y observas, vas a ver muuuchas cosas maravillosas por las que puedes agradecer. Puede ser que despertaste, que tienes energía para continuar el día, que el café estaba delicioso o que había un pajarito cantando en la ventana. Puedes detenerte, verte en el espejo y notar que no tienes ninguna espinilla nueva o que tu cabello (que está como un desastre) te parece gracioso. Agradece eso, agradece que puedes mirarlo y que puedes experimentarlo.

Así mismo, hay un ejercicio de Mindfulness al que le llaman saborear y agradecer. En este se te propone algo muy práctico que también quiero invitarte a hacer desde hoy.

Consiste en tener un envase (puede ser un frasco, un sobre, una caja…) en el que coloques todos los días un papelito con al menos 3 cosas por las que te sientes agradecido, o cosas con las que te detuviste y te permitiste saborear de la vida en ese día.

 

Cuando empecé olvidaba las cosas que me habían parecido interesantes porque realmente no me detenía a observarlas y a apreciarlas, pero luego de un par de días pude percibir mucho más. Ver colibríes en la mañana alimentarse de las flores y aletear a una súper velocidad, ver a una niña que me sonríe y que tiene los ojos de colores diferentes, abrazar a mi novio y sentir el latido de su corazón… Son cositas, cositas que a diario se nos pasan desapercibidas y que cuando nos detenemos, las observamos y luego continuamos.

Ese “continuar” está cada vez más lleno de felicidad.

Yo sé que todo esto que digo puede parecer cursi y muy romántico para algunos, pero creo que hay que darle un poco de esa chispa de color rosa a la vida para verla más brillante! 😀

Entonces, de todo esto que te cuento es que nacen los 3 tips que puedes empezar a poner en práctica desde hoy para ser feliz.

1. Jarra de la gratitud: agradece cada mínima cosa que te suceda en el día, puedes crear una jarra en la que pongas al menos 1 papelito diario de algo por lo que estés agradecida. Esta práctica te hace ver la vida desde los ojos de la abundancia y te permite disfrutar de los pequeños momentos (supuestamente insignificantes). 

2. Haz algo que te guste: este es uno de los tips que más me ha funcionado en mis días “malos”. Dedícale tiempo a una actividad que de verdad disfrutes y ames; escucha música, baila, canta, camina, o lo que sea que te llene de energía y te haga sentir viva.

3. Establece metas de corto plazo: las metas te ayudan a tener un enfoque, a dirigir tu energía hacia algo en específico y cumplirlas te llena de satisfacción. Las metas de corto plazo rápidamente te dan esa sensación de realización que viene bastante bien cuando te sientes en baja. Te recomiendo empezar proponiéndote metas cortas como leer 2 páginas de un libro, o preparar una receta que tenías guardada desde hace tiempo y que luego vayas incrementando el plazo de cumplimiento de tu meta (es como ir subiendo de nivel), así mismo más grata irá siendo la satisfacción. 

Ahora me encantaría escuchar sobre ti!

 

¿Qué te ha sucedido hoy por lo que puedes estar agradecida?

¿Cuéntame si te has sentido más feliz luego de practicar la gratitud?

¿Cuál de estos tips te ha funcionado más? o ¿Hay alguno diferente que te funcione a ti?

Hey!!
Soy Lilibeth Alarcón

Esta es tu oportunidad de hacer de tu vida la que quieres. Yo te ayudo a lograrlo.

Deja un comentario aquí debajo y cuéntame cuál es tu experiencia con esto.

La idea es que con tu comentario yo y las demás personas que tengan la oportunidad de pasar por aquí puedan ver otras perspectivas. No sabes lo mucho que tus ideas, tus historias y tus experiencias pueden  ayudar a otros en sus propias situaciones.

Gracias por estar aquí y ser parte de esta comunidad.

Lilibeth Alarcón

2 thoughts on “¿Buscas felicidad? 3 formas para conseguirla

  1. Hola,me encanta la idea y hablo mucho acerca de èsto,pero lanverdad no la estoy pracricando con frecuencia,cuando lo hago siento la diferencia,siento gratitud al ver a mi pequeño hijo abrazarme y decirme que me ama,amo verlo bailar y cuando se acerca un colibrì es cuando mas agradecida me siento,porque se que hay obra de dios ahi,tambièn siento mucha gratitud,cuando recibo clientes referidos por otros y puedo cambiar su estado de ànimo con alfùn servicio de belleza realizado,eso me satisface mucho,gracias ppr compartir tu experiencia,un abrazo 🤗🤗😘😘

    1. Muchas gracias por compartir Martha!!

      Es interesante eso de observar y detenernos a apreciar cada momento y cada mínima cosa que nos sucede. Y aunque no lo hagas con mucha frecuencia, me encanta que has podido detectar el efecto que tiene en ti y que realmente hay una satisfacción que se produce por esa actitud que muestres frente a las circunstancias.

      Un abrazo! 🤗

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *