INICIOS: Lo que te lleva al fracaso o al éxito en tus proyectos

Heeey!

Si, lo se he estado callada y un poco desaparecida últimamente.

Durante este tiempo que he estado ausente, he estado en medio de muchos cambios. He estado pasando por el redescubrimiento de mi persona, en medio de la planificación de una nueva vida, de vacaciones, en proceso de mudanza, con grandes cambios en el trabajo… ha habido de todo un poco.

Esto no quiere decir que me haya olvidado de tí, al contrario, he pensado bastante en ti y en que formas parte de este proyecto que tengo de crear una comunidad en el mundo digital. No es sencillo, no es muy fluido, y entiendo que es como todos los inicios, un poco lento. 

Aunque también cabe resaltar

Que el proceso de iniciar algo para mi es súper divertido, me motiva mucho. Requiere creatividad, planificación, hacer lluvia de ideas, aprender muchísimas cosas nuevas y de poner manos a la obra para ver el producto finalizado. 

Pero, el producto final no llega solo por tener un inicio excitante… Hay momentos en los que hay que «sacar de abajo» para continuarlo, en los que la cosa se pone fea y tienes que buscarle la vuelta para poder lograr tu objetivo.

A algunas personas no les gusta iniciar, les cuesta. A otras les encanta el inicio, sin embargo, en el proceso se desmotivan y no concluyen. 

¿Te has dado cuenta de si TU caes en alguno de estos dos extremos?

Lo importante es encontrar el balance, iniciar con un ritmo que te permita ser constante. Que no se te acabe la energía a medio camino, si no que siempre tengas tus reservas de energía para dar el siguiente paso.

Y sé que puede sonar como que es muy fácil decirlo.

Y sí, definitivamente es mucho más fácil decirlo que hacerlo. Este compromiso que haces contigo y con las personas que te rodean cuando inicias un proyecto puede representar algo grande para ti. Puede ser que tengas miedo a fallar, a ser juzgado, a las desilusiones, a las expectativas…

Pero a fin de cuentas, de esto se tratan los proyectos. Hay que iniciarlos, desarrollarlos, terminarlos, escoger otro proyecto y empezar de nuevo… todo esto con obstáculos de por medio que te permiten aprender, crecer, adquirir experiencia y hacerlo mejor cada vez.

Imagínate un proyecto que quieras realizar. Si lo deseas, si tienes ganas intensas de obtener ese producto final, si es una idea que tiene un tiempo sin salir de tu cabeza, ya tienes el primer paso completado: 

1. Saber exactamente QUÉ ES LO QUE QUIERES

Ahora corresponde que sigas dando los pequeños pasos en torno a eso, que encuentres TU balance, TU ritmo para cumplir lo que quieres. El inicio es solo una pequeña parte del todo, posiblemente la más simple. 

Te invito a que te atrevas a iniciar un proyecto que hace tiempo tenías en mente, a que lo inicies y te observes en el proceso. Te invito a descubrir qué te genera ansiedad, qué te desmotiva, en qué punto sientes que no vale la pena continuar…

Y el tip número 1 es EMPIEZA, asume pequeñas acciones que te vayan motivando y que poco a poco te acerquen al resultado final.

¿Se te dificultan los inicios? ¿Cómo los enfrentas?

¿Te motiva la meta? ¿Cuáles técnicas aplicas para llegar a ellas?

Hey!!
Soy Lilibeth Alarcón

Esta es tu oportunidad de hacer de tu vida la que quieres. Yo te ayudo a lograrlo.

Deja un comentario aquí debajo y cuéntame cuál es tu experiencia con esto.

La idea es que con tu comentario yo y las demás personas que tengan la oportunidad de pasar por aquí puedan ver otras perspectivas. No sabes lo mucho que tus ideas, tus historias y tus experiencias pueden  ayudar a otros en sus propias situaciones.

Gracias por estar aquí y ser parte de esta comunidad.

Lilibeth Alarcón

2 thoughts on “INICIOS: Lo que te lleva al fracaso o al éxito en tus proyectos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *